¿Te gustaría aprender a hacer un masaje de relajación?

Una técnica ancestral para bajar los niveles de estrés físico y mental es el masaje, el cual, por medio de las manos del que lo realiza brinda relajación de los músculos al que lo recibe.

Lo primero es preparar el entorno, que debe ser silencioso o con música muy suave, tener iluminación baja, con una temperatura agradable… Para el masaje se puede utilizar la aromaterapia, y aceites con propiedades medicinales naturales o cremas con propiedades hidratantes donde la situación de relajación que creemos será lo mas importante.

Te deberás centrar en la zona cervical o del cuello y la espalda en general, donde habitualmente aparecen los signos del cansancio, por lo que se recomienda que el paciente este recostado boca abajo y cubierto por algunas mantas para no permitir la sensación de frío. Se debe utilizar almohadas y frazadas para que la posición sea lo mas confortable posible.

Al comenzar debes utilizar la mano completa para aplicar las técnicas y  la ayuda del movimiento del cuerpo para dirigir cada maniobra y no agotes tus brazos. No debemos olvidar que una vez comenzado el masaje no se debe romper el contacto físico con la zona tratada ya que quien está recibiendo el masaje podría pensar que ya ha terminado y salir de ese estado profundo de relajación. Otro tip será que no pases con mucha tensión por sobre zonas articulares o de relieves óseos ya que ahí hay menos masa muscular que es donde nosotros queremos actuar.

Dentro de las técnicas principales existe el roce general que es por toda la superficie con manos amplias, en forma suave y simétrica, después puedes aplicar el mismo roce pero con mayor presión sobre las yemas de los dedos dando un roce mas profundo desde arriba hacia abajo por algunos minutos, luego de haber recorrido espalda y cuello, puedes pasar a la técnica del amasamiento, en la cual, tal como se amasa para hacer pan por ejemplo, pescas la piel y músculo en forma suave con ambas manos y le das movimiento presionando y soltando, esta técnica es especial para utilizar entre el cuello y los hombros, primero por un lado y luego por el otro. Antes de terminar vuelve a la técnica de roce suave y general por toda la espalda.

Las maniobras mas lentas y profundas son las que inducirán ese estado de relajación en la persona con cansancio y con tan sólo 10 minutos de masaje para comenzar podrás sacar ese tan indeseado estado de tensión corporal.

Como es conocido… la práctica hace al maestro, por lo que mientras más practiques, mejores serán tus masajes.

Fuente imagen: www.bodiandmind.com.au/

Fuente imagen: www.bodiandmind.com.au/

 

Recent Posts

Leave a Comment